30 junio 2014

Septicflesh - Titan


Desde pequeños, cuando asistimos a la escuela se nos habla de la grandeza de los griegos en todos los ámbitos culturales, lo cual no deja a un lado la cuestión musical, o al menos eso fue lo que he comprobado al escuchar el nuevo material de estos maestros del Metal Sinfónico.

Con este noveno trabajo Septicflesh realza su consagración como una de las mejores y quizá más creativas y talentosas bandas de Metal Sinfónico, al presentarnos un trabajo de la más alta calidad, lírica y musicalmente hablando, donde a su vez explotan a más no poder su lado más pesado y agresivo y su lado más clásico y sinfónico, con orquestaciones increíbles, sin perder ese toque incluso "místico" que rodea las canciones de Septicflesh.

Desde que comencé a interesarme más por música cada vez más extrema recuerdo perfectamente que Septicflesh fue un gran referente para mí (hace unos 5 años más o menos), por lo que desde que me enteré que estarían lanzando nuevo álbum este año la curiosidad y emoción me atraparon.

Entrando ya en materia de lo que es este álbum en sí, tenemos (como dije al principio) a una banda del más alto calibre en cuanto a composiciones orquestales se refiere, pues algo que detesto de las bandas que pretender ser "Metal Sinfónico" es que creen que por agregar un violín y unos cuantos acordes de teclado eso los hace sinfónicos. Sin embargo con Septicflesh es algo completamente diferente, pues en Titan (y en sus trabajos más recientes también, obviamente) se notan fácilmente las horas de composición detrás de esa estructura orquestal tan compleja, acompañada a su vez de los más virtuosos músicos en cuanto a Death Metal respecta.

Tenemos, de entrada a un baterista sumamente energético cuya potencia y precisión en la batería es más que admirable. Las guitarras fuertes e igual de potentes que la batería, para dar paso a la voz única y característica del señor Spiros Antoniou, quien además ha hecho una excelente labor detrás del bajo (y como diseñador gráfico obviamente).

Hablando de esa cuestión, debo decir que al principio me sentí algo "decepcionado" por lo simple que era la portada del álbum, pero después de escuchar del mismo Spiros Antoniou el significado de la misma quedé sin palabras.

Regresando a lo musical, hay "casi de todo" dentro de ese material, como mencioné previamente se trata a muy grandes rasgos de un álbum solido, pesado y contundente con una atmósfera bastante épica gracias a la labor de la orquesta filarmónica de Praga.

Comparando este trabajo con otro de los más grandes y renombrados lanzamientos del año, The Satanist de Behemoth, tengo que decir que desde mi muy personal punto de vista se me hizo mucho más interesante y basto Titan, pues aunque The Satanist es buenísimo (así de simple lo digo, pues no he hablado de él aquí) por momentos deja que desear con tantas canciones a medio tiempo, algunas demasiado largas incluso para mi gusto.

Sea como sea, no me canso de decir que Titan es uno de los mejores trabajos de este año y seguramente uno que no me cansare de escuchar en un muy largo rato.